ESTILO INDUSTRIAL SALONES

La decoración estilo industrial nace en Estados Unidos a partir de la reconversión de fábricas en viviendas. El objetivo era crear una vivienda de bajo coste, así nacieron los conocidos lofts.

Espacios amplios con grandes ventanas, paredes de ladrillo visto, pintado o natural, viguería y pilares de hierro vistos, cemento y hormigón, madera sin tratar, acero y hierro,  instalaciones sin cubrir, todo ello contribuye a dar una apariencia vanguardista informal.

Los colores empleados son: blanco, gris, negro, azules y marrones principalmente.

Las luminarias o lámparas tienen un gran protagonismo en este estilo, con pantallas tipo campana de chapa metálica,  bombillas tipo Edison que dejan a la vista sus filamentos y cables de conexión. 

En cuanto al mobiliario, sillas de chapa, estanterías de hierro y madera, archivadores, cajoneras industriales, bancos de madera y metal, sofá chesterfield, butacas capitoné con cuero desgastado, infinidad de piezas ya que pueden mezclarse casi de cualquier estilo.

Admite toques y acentos de estilo, vintage, rústico, étnico, nórdico, clásico, minimal, etc, todo ello genera casi siempre un estilo ecléptico con  gran carácter.