DECORACIÓN ESTILO ECLÉCTICO SALONES

Para definir el estilo ecléctico es necesario ubicar la aparición del eclécticismo.

Históricamente el término ecléctico proviene de la escuela filosófica griega. Esta escuela se caracterizaba por escoger varias ideas y puntos de vista diferentes para completar o enriquecer un tema.

En arquitectura el período Historicista está marcado por la imitación de la arquitectura clásica. Posteriormente en la etapa Ecléctica no solo se imitaba si no que también se reinterpretaban y combinaban diferentes estilos con total libertad.

La etapa ecléctica en arquitectura se origino en Francia y se extendió por Europa, Rusia, y Estados Unidos, desde 1860 hasta 1920.

En interiorismo y decoración el estilo ecléctico se basa sobre todo en la mezcla de estilos.

Mezclas de mobiliario, complementos, acabados de paramentos, carpinterías, etc., pero ojo no todo vale, la mezcla debe ser armónica.

Los interiores eclécticos más puros se consiguen con acabado clásico en los paramentos. 

Para ello se utilizarán molduras, rodapiés, cornisas y mobiliario en contraste de diferentes estilos rústico, nórdico, vintage e industrial.

Este estilo nos permitirá aprovechar las piezas antiguas y combinarlas con modernas.

 Una combinación muy típica en la zona de comedor consiste en utilizar una mesa clásica o rústica con sillería nórdica, vintage o industrial.

La utilización de luminarias de araña, de globo o metálicas en contraposición al estilo del mobiliario impregnan a estos ambientes de un aire teatral.

Principalmente las gamas de color que se utilizan en el estilo ecléctico son tan variadas como las combinaciones de mobiliario y complementos.

Los colores neutros completos, neutros con contraste, muy coloristas o con equilibrio de color.

Debido a que las posibilidades son muy amplias, el límite es no sobrepasar en exceso los contrastes y conseguir una armonía de conjunto. 

Como resultado un estilo que siempre es único y que permite personalizar cada ambiente al máximo.